LA VERDADERA HISTORIA DE LOS 40 AÑOS DE ISRAEL EN EL DESIERTO

viernes, 6 de diciembre de 2013

send email
print this page
Mucho se ha hablado de los 40 años que el pueblo de Israel  deambulo para llegar a la tierra prometida. Siempre se nos ha dicho que fue Dios quien los tuvo todos esos años en el desierto para que al momento de entrar lo hicieran purificados y creyendo firmemente en Él. Sin embargo cuando leemos la Biblia con detenimiento nos damos cuenta de otra realidad, Dios quiso que su pueblo no  tardara tanto en entrar a la tierra que les había dado y en donde fluía leche y miel.


Un dato que para muchos puede ser sorprendente es que de Egipto a Canaán hay aproximadamente 390 kilómetros, lo que vale decir que Israel hubiera tardado aproximadamente en llegar un mes, caminando diario 13 kilómetros. Dios quiso darle a su pueblo antes de entrar en la tierra prometida el “Decálogo” que señalaba al pueblo las obligaciones de la alianza. Esa entrega del Decálogo constituía la primera etapa del proyecto de Dios para su pueblo, venía ahora  la segunda etapa que era llegar a Cades Barnea que era la frontera sur para entrar en la tierra prometida. Para llegar a Cades Barnea  recorrieron once días (Dt 1,2).
El punto de quiebre entre Dios y su pueblo fue en Cades Barnea, fue allí cuando su pueblo se rebeló y decidió no entrar en la tierra prometida porque vieron a un pueblo  enemigo “numeroso y corpulento y con grandes murallas” (Dt 1,28). Habían tardado en llegar a la tierra prometida más de un año y sin embargo al estar cerca decidieron no entrar. Todo el viaje hasta la frontera de Canaán fue un constante rebelarse contra Dios. Al Salir de Egipto se rebelaron en contra de Moisés y le dijeron: “¿Acaso no había tumbas en Egipto para que nos hayas traído a morir al desierto?, ¿qué has ganado con sacarnos de Egipto? 12 Te dijimos claramente en Egipto: Déjanos en paz, y mejor servimos a los egipcios, porque más no conviene servir a los egipcios que morir en el desierto” (ex 14,11-12).  Luego en Mará también se rebelaron en contra de su guía por no poder beber agua ya que era amarga (Ex 15,22-23). Murmuraron por no tener comida en el desierto de Sin y Dios hizo llover pan del cielo hasta saciarlos (Ex 16,1-5). Se construyeron un becerro de oro por pensar que Moisés los había abandonado en el Sinaí (Ex 32,1-6).

El pueblo siempre murmuraba y se quejada, Dios se cansó y  dijo que ningún hombre de esa generación perversa entraría en la tierra buena, excepto Caleb y sólo los menores de veinte años se salvaron.

Fueron  incontables los episodios de rebelión del pueblo de Israel, sin embargo fue en Cades Barnea la gota se rebasó el vaso y el que pudieran deambular los próximos treinta y ocho años (Dt 2,14) hasta llegar al torrente Zéred (Dt 2,14). Fue el mismo pueblo quien decidió la suerte de andar cuarenta años deambulando  por el desierto. Fue una etapa desagradable y feroz.

ACTUALIZACIÓN
El lugar que era un simple paso como lo fue el desierto se convirtió para los israelitas en una cárcel perpetua y del cual no pudieron salir.

Hoy vemos como muchas personas llevan duras cargas que los han agobiados por  años y se les ha vuelto insostenible. Han tenido la solución a sus problemas muy cerca y sin embargo han preferido  seguir cargándolo por años. El mismo Jesús nos ha dicho: “Vengan a  mí todos los que están cansados y sobrecargados y yo les daré descanso” (Mt 11,28). Dios no quiere que suframos todo el tiempo que estemos en la tierra, el sufre con nuestro dolor. No quiere ver nuestras quejas y murmuraciones, por el contrario como Caleb, quiere que le obedezcamos aun cuando veamos que el problema es grande, pero confiado en el poder de Dios seguro saldremos del abismo. Nunca debemos decirle a Dios que tan grande son tus problemas, dile a tus problemas que tan grande es Dios.


Recomiendalo:

1 comentarios:

Deja tus comentarios

 
Design by Grupo Delecluse | Publicado por Orlando Carmona | Powered by www.orlandocarmona.com.ve El lugar que se encuentra en misión permanente.
© Copyright 2012-2013  LA WEB DE ORLANDO CARMONA All Rights Reserved.